martes, 23 de febrero de 2010

Sus cinco días...




Estos son tus días

De alguna gente de abajo

Os dejo un artículo de Ricardo Suarez del ABC de hoy, edición de Sevilla, me parece que tiene mucha razón y sobre todo me gusta el titular. "De alguna gente de abajo", sin generalizar.


Estamos en época de crisis y en el mundo de las cofradías ésta lleva años asentada, madurando y sin que nadie por el momento le ponga remedio. Es como si la gestión destructora del muchacho que mora en la Moncloa hubiese permeabilizado hasta lo más profundo de nuestras hermandades, pero no en el terreno económico sino en el del la desmesura, lo hortera, lo kitsch, e incluso, me atrevería a decir, que hasta en el de la irreverencia.
Ahora nos encontramos en un periodo de vulgarización de lo bello, y esa vulgarización se pone muy en evidencia cuando «levantamos el faldón».
¿De dónde vendrá esa moda que está convirtiendo a algunos costaleros en un icono de gimnasios o tribus urbanas? Sólo tenemos que darnos una vuelta por algunos de los ensayos para comprobarlo. Costales calados hasta la mitad del tabique nasal que hacen imposible la visión, teniendo el individuo que echar la cabeza tan hacia atrás para ver que podría producirle una lesión cervical más grave que si estuviese debajo del paso. Pantalones remangados hasta la rodilla como si estuviesen faenando arroz en el bajo Guadalquivir. Andares amenazadores (cuando salen del trabajo) al estilo hermanos Dalton en el oeste americano. Camisetas de tirantas con «agujeritos», de tallas pequeñas para resaltar, en el mejor de los casos, alguna que otra barriga cervecera. Costales multicolor, y una nueva jerga que nunca se ha escuchado de respiradero hacia abajo. Pero lo que me parece más significativo es el poder que tienen, o dicen tener, en el ámbito de la cuadrilla y la hermandad. Ellos se sienten semidioses por el trabajo que hacen. Son idolatrados por una cohorte de pelotas y aduladores y se permiten poner en jaque a alguna que otra junta de gobierno. Yo no estoy pidiendo una uniformidad generalizada pero tampoco un campeonato cutre de halterofilia, ni un exhibicionismo de baja estofa. ¡Cuanto ha cambiado la gente de abajo desde aquella primavera del 85 en la que me igualó «El Penitente»! En fin, estamos en crisis, ya lo sabemos, pero la de falta de valores, buenas maneras y educación es más dañina, si cabe, que la económica que estamos padeciendo.

miércoles, 17 de febrero de 2010

Sufridoras







Ellas sí que se merecen un monumento

Cuarenta días no es nada







Y ya están aquí todos estos momentos

Ya está aquí, ya ha llegado



Un año más la tenemos aquí, ya ha llegado la ansiada Cuaresma. Es tiempo de espera, de preparativos pero también de ilusión y vivencias. Montajes, ensayos, carreras, prisas, todo ello concentrado en Cuarenta Días. Tendremos tiempo de reir, también de llorar, de disfrutar, de emocionarnos con un Pregón, de embobarnos con el viene y va de un parihuela. De comer en la misma mesa. Mas, todo ello no será nada, solo será el preludio, las vísperas del instante, del momento concreto en que veamos salir el primer rayo de sol del Domingo de Ramos y cada uno de nosotros pensemos, que empieza el principio del fin.

Hermanos, hermanas, como diría Barbeítio, "quedemos con las vísperas". No pensemos que esto es solo la espera, vivamoslo intenso.

El Dios moreno de mi amigo Cholas





A petición suya os dejo unas fotillos del Señor de la Salud. Merece la pena solo por ver como se le cae la baba subiendo la Cuesta del Rosario.

viernes, 12 de febrero de 2010

Y en esto, que salió la Paz... (Video:marceabenza)

Aquí os dejo este maravilloso video que colgaran hace un tiempo los amigos de La gente buena, de verdad. Y que es una autentica maravilla, como todo lo que hay sobre El Maestro...

Bajo su eterna mirada...(Foto:Jorge Cámara)

ESPERANZA NUESTRA



sábado, 6 de febrero de 2010

Gente buena, de verdad



Se puede ser buen peón, pero si encima eres buena persona...